El edificio de Tío Pepe


El número 1 de la Puerta del Sol, el edificio coronado por el emblemático cartel de Tío Pepe, recuperará su uso como hotel una vez sea rehabilitado el inmueble, al que se devolverá su aspecto original así como todos los elementos que, a lo largo del tiempo, se le fueron quitando, según informó este jueves el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.


Para ello, este jueves se aprobó el Plan Especial que establece la recuperación de los elementos originales perdidos en sucesivas reformas y una intervención integral que mejore sus condiciones de habitabilidad, seguridad y accesibilidad. El acondicionamiento mantendrá los usos actuales del edificio, hotelero y comercial, si bien aún no se sabe qué cadena será la encargada de gestionar este espacio.

El inmueble tiene una superficie de 6.066 metros cuadrados repartidos en siete plantas sobre rasante y una planta sótano. Actualmente, cuenta con revestimientos interiores como azulejos, chapados de madera, pinturas, solados y falsos techos que corresponden, en general, a reformas efectuadas a mediados del siglo XX.


En el exterior, cada uno de los locales comerciales de planta baja adaptó su parte de fachada a sus necesidades sin respetar la imagen conjunta del edificio, y además los huecos de la fachada del ático han sido modificados, abriéndose pequeñas ventanas para baños que alteran la composición del resto de huecos de fachada.

Asimismo, el edificio cuenta con dos escaleras –una principal y otra de servicio– en mal estado y con grandes grietas en sus muros de apoyo. En cuanto al sótano, sucesivas reformas han hecho desaparecer el abovedado en algunas zonas, mientras que en otras se han abierto grandes huecos de escaleras, tanto de evacuación como de servicio.

http://sketchup.google.com/3dwarehouse/details?mid=2722edfd8e7e5ebb…


El edificio cuenta con un patio central abierto desde la planta primera, en el que recaen distintos huecos de habitaciones y baños. En sus paramentos hay carpinterías correderas de aluminio y varios huecos cegados o transformados en pequeños ventanucos. Por este patio discurren vistos distintos conductos de instalaciones de gran tamaño.



RECUPERACIÓN EN LA OBRA


El Plan Especial establece la reparación de numerosos elementos originales perdidos. En concreto, en la planta sótano se respetarán las bóvedas existentes y se reconstruirán las eliminadas en sucesivas reformas. En las plantas baja y primera, por su parte, se recuperarán las columnas de fundición dañadas.


Los trabajos en la cubierta recuperarán la teja original, colocándola en los faldones exteriores, y conservarán y consolidarán las estructuras de madera originales de las ventanas. La restauración afectará, además, a las escaleras principal y secundaria, la balaustrada de la cornisa, las barandillas de los balcones y los aleros, y al muro medianero.

La fachada será restituida a su estado original unificando los huecos, sustituyendo las carpinterías no originales, poniendo nuevas contraventanas, y eliminando los aparatos de aire acondicionado, rótulos comerciales y otros impactos negativos.


Así, las obras previstas incluyen el acondicionamiento de todo el edificio, la modernización de sus instalaciones y la redistribución del espacio interior.


También afectarán a los núcleos de ascensores existentes para introducir nuevos elevadores de mayor capacidad y un montacargas que recorra todo el edificio; se abrirán nuevos núcleos de comunicación vertical en las plantas sótano, baja y primera, con uso complementario comercial, y se ampliará uno de los patios de luces, cubriendo el patio central con un lucernario a nivel de la primera planta para convertir ese espacio en una estancia pública.

De acuerdo al Plan General para edificios catalogados, los trabajos abordarán una ampliación de un máximo del 10 por ciento de la edificabilidad existente, que se materializará con la cubrición de patios a nivel de planta primera y cubierta.


De esta forma, los 6.066 metros cuadrados actuales, pasarán a 6.673 metros cuadrados.

“Con este plan cerramos una herida que tenía Madrid en una de sus plazas más emblemáticas.


El hotel y los locales se recuperarán, se renoverán integralmente y volverán a tener un uso hotelero”, destacó Gallardón, apuntando que la reforma sólo afectará a ese inmueble y no a toda la manzana.

el inmueble pertenece a la familia mexicana de inversores díaz estrada, que lo puso a la venta en 2008, pero que posteriormente lo retiró del mercado al no encontrar comprador.


FINANCIACIÓN

La financiación de las obras correrá a cargo del propietario del edificio, ya que el Consistorio sólo actúa como “controlador de que el proyecto se adecúe a la ficha urbanística del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)”, sin que sea necesario conceder ningún tipo de permiso más.


“El Plan Especial plantea la renovación del inmueble respetando sus elementos protegidos, morfología y volumetría original, y devolviendo a la fachada su aspecto original, representativo de la arquitectura madrileña del siglo XIX. Además, el edificio se adaptará a la normativa de supresión de barreras y protección contra incendios”, aseguró el primer edil.


Catalogado con nivel 1 de protección en grado singular, antiguamente el edificio albergaba el Hotel París, cerrado hace tres años, igual que los locales de la planta baja, que quedaron vacíos cuando expiraron sus contratos de alquiler.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s